rss

martes, 13 de agosto de 2013

El hielo de Groenlandia se está derritiendo también desde abajo

El hielo de Groenlandia se está derritiendo también desde abajo
La capa de hielo de Groenlandia se está derritiendo desde abajo, causada por el alto flujo de calor que recibe la capa sólida superficial de la Tierra (litosfera), que, en este caso, es excepcionalmente fina.

La iniciativa internacional de investigación IceGeoHeal, dirigida por el Centro de Investigación Alemán de Goeciencias GFZ, establece en la edición digital de Nature Geoscience que tal efecto (calefacción geotérmica) no puede pasarse por alto cuando se modela la capa de hielo como parte de un estudio climático.

Las capas de hielo continentales desempeñan un papel fundamental en el clima. Las interacciones y los procesos de retroalimentación entre el hielo y el aumento de temperatura son complejos y todavía suponen un tema de investigación.

La capa de hielo de Groenlandia pierde cerca de 227 gigatoneladas de hielo por año y contribuye aproximadamente con 0,7 milímetros al cambio en el nivel medio del mar observado en la actualidad de alrededor de 3 milímetros por año.

Sin embargo, los cálculos de los modelos existentes se basan en una consideración «demasiado simplista» de la capa de hielo y el efecto de la litosfera: las prensas de hielo de la corteza hacia abajo debido a su peso. Los científicos de GFZ Alexey Petrunin e Irina Rogozhina han combinado un modelo climático del hielo con otro de termomecánica de la litosfera de Groenlandia.

«Hemos llevado a cabo el modelo durante un periodo de simulación de tres millones de años y teniendo en cuenta las mediciones de los núcleos de hielo y los datos magnéticos y sísmicos independientes», explica Petrunin. «Nuestros cálculos de los modelos están en buen acuerdo con las mediciones; tanto el espesor de la capa de hielo como la temperatura en su base se representan con mucha precisión», añade.

«La temperatura en la base del hielo y, por lo tanto, la dinámica actual de la capa de hielo de Groenlandia es el resultado de la interacción entre el flujo de calor desde el interior de la tierra y los cambios de temperatura asociados con los ciclos glaciales», manifiesta Irina Rogozhina. «Encontramos zonas donde el hielo se derrite en la base junto a otras áreas en las que la base es muy fría», matiza.

EUROPA PRESS

0 comentarios:


Publicar un comentario

 

Seguidores

Indica tu email:

Delivered by FeedBurner