rss

martes, 13 de agosto de 2013

Carta de amor al Sol desde la Antártida

Carta de amor al Sol desde la Antártida
Esta es la primera salida del Sol desde el pasado mes de mayo en la estación de investigación Concordia, uno de los lugares más aislados del planeta. La foto fue tomada el 10 de agosto por Antonio Litterio, uno de los tripulantes que vive en la estación durante todo el invierno antártico.

En invierno, la estación Concordia queda prácticamente sumida en una oscuridad absoluta, con una temperatura media de -51°C y con mínimas de hasta -85°C. El Sol desaparece a principios de mayo, y no se le vuelve a ver hasta finales de agosto.

El mensaje de Litterio al Sol en el blog de Concordia, de la Agencia Espacial Europea (ESA), describe este emotivo momento con una prosa propia de las más apasionadas cartas de amor: "Son las 11:10 de la mañana del 10 de agosto de 2013, y los cielos del este son claros y radiantes. Estoy rodeado de luz difusa, de color azul cielo delante de mí, azul oscuro detrás. Todavía no hay rastro de ti pero esta ansiosa espera está a punto de llegar a su fin".

Litterio continúa: "Poco a poco, en la nieve, veo tus primeros signos (...). Veo la luz propagarse. Según se me acerca, se amplía como un gran abrazo; miro hacia arriba y allí estás, en un resplandor de luz. Estoy increíblemente feliz. Me pierdo por un momento: solo tengo ojos para ti, me sumerjo en ti y te reflejas en mis ojos hasta iluminar el infinito".

"Mi corazón salta y murmuro 'Bienvenido de nuevo'. Antes de hoy, nunca podría haber imaginado lo poderoso que eres en la mente y el corazón de alguien que ha sido privado de ti durante tanto tiempo. Noventa días después de nuestro último adiós, aquí estás una vez más en todo tu esplendor".

Además de ofrecer unos nueve meses de aislamiento total, Concordia se encuentra a unos 3.200 metros de altitud, por lo que el equipo tiene que adaptarse a la hipoxia hipobárica crónica para vivir con un tercio menos de oxígeno que en el nivel del mar.

El programa franco-italiano de investigación en la estación Concordia abarca varios proyectos de glaciología, biología humana y ciencias de la atmósfera. La ESA utiliza esta base antártica para preparar las futuras misiones tripuladas de larga duración, para explorar el espacio más allá de la órbita terrestre. Es un lugar ideal para estudiar la dinámica de pequeños grupos multiculturales, aislados durante meses en un entorno extremo y hostil.

SINC

El hielo de Groenlandia se está derritiendo también desde abajo

El hielo de Groenlandia se está derritiendo también desde abajo
La capa de hielo de Groenlandia se está derritiendo desde abajo, causada por el alto flujo de calor que recibe la capa sólida superficial de la Tierra (litosfera), que, en este caso, es excepcionalmente fina.

La iniciativa internacional de investigación IceGeoHeal, dirigida por el Centro de Investigación Alemán de Goeciencias GFZ, establece en la edición digital de Nature Geoscience que tal efecto (calefacción geotérmica) no puede pasarse por alto cuando se modela la capa de hielo como parte de un estudio climático.

Las capas de hielo continentales desempeñan un papel fundamental en el clima. Las interacciones y los procesos de retroalimentación entre el hielo y el aumento de temperatura son complejos y todavía suponen un tema de investigación.

La capa de hielo de Groenlandia pierde cerca de 227 gigatoneladas de hielo por año y contribuye aproximadamente con 0,7 milímetros al cambio en el nivel medio del mar observado en la actualidad de alrededor de 3 milímetros por año.

Sin embargo, los cálculos de los modelos existentes se basan en una consideración «demasiado simplista» de la capa de hielo y el efecto de la litosfera: las prensas de hielo de la corteza hacia abajo debido a su peso. Los científicos de GFZ Alexey Petrunin e Irina Rogozhina han combinado un modelo climático del hielo con otro de termomecánica de la litosfera de Groenlandia.

«Hemos llevado a cabo el modelo durante un periodo de simulación de tres millones de años y teniendo en cuenta las mediciones de los núcleos de hielo y los datos magnéticos y sísmicos independientes», explica Petrunin. «Nuestros cálculos de los modelos están en buen acuerdo con las mediciones; tanto el espesor de la capa de hielo como la temperatura en su base se representan con mucha precisión», añade.

«La temperatura en la base del hielo y, por lo tanto, la dinámica actual de la capa de hielo de Groenlandia es el resultado de la interacción entre el flujo de calor desde el interior de la tierra y los cambios de temperatura asociados con los ciclos glaciales», manifiesta Irina Rogozhina. «Encontramos zonas donde el hielo se derrite en la base junto a otras áreas en las que la base es muy fría», matiza.

EUROPA PRESS

miércoles, 7 de agosto de 2013

El 2012 batió récords en pérdida de hielo ártico y aumento de nivel del mar

El 2012 batió récords en pérdida de hielo ártico y aumento de nivel del mar
El 2012 batió récords en cuanto a la pérdida de hielo en el Ártico, el aumento del nivel del mar y la emisión de gases de efecto invernadero, según advierte un informe divulgado por la Administración de Océanos y Atmósfera de Estados Unidos (NOAA, en inglés). Además, 2012 estuvo entre los 10 años más cálidos desde que hay registros —el octavo o el noveno dependiendo de los datos utilizados— y países como EEUU y Argentina tuvieron el año más caluroso de su historia.

Mientras, en el estado de Alaska y partes de Asia fue un año más frío de lo normal, según indica el documento de 260 páginas. "Los niveles de carbono están subiendo, los niveles del mar están subiendo, el hielo del Ártico se está derritiendo y nuestro planeta en su conjunto se está convirtiendo en un lugar más cálido", resumió la directora interina de la NOAA, Kathryn Sullivan. "Las señales que vemos son de un mundo que se calienta", insistió, a su vez, el director del Centro Nacional de Datos Climáticos de la NOAA, Tom Karl.

Este estudio sobre el estado del clima en 2012 fue elaborado por 384 científicos de 52 países. Se espera que un segundo informe, cuya divulgación está prevista para el mes próximo, explique las causas de estas tendencias climáticas.

El hielo marino del Ártico alcanzó su nivel mínimo en septiembre (2,12 millones de kilómetros cuadrados) y en junio la capa de nieve en el hemisferio norte también bajó a mínimos históricos. Ese hielo marino se redujo en su "mínimo de verano" al nivel más pequeño desde que comenzaron los registros por satélite hace 34 años, según el informe oficial.

Además, durante un periodo de dos días en julio, el 97% de la capa de hielo de Groenlandia mostró algún tipo de deshielo, cuatro veces más que el promedio en esa época del año. Las temperaturas de la superficie de los océanos también aumentaron, según la NOAA, y en este aspecto el 2012 fue uno de los 11 años más cálidos registrados. Hubo aumentos de temperatura incluso en las profundidades de los océanos.

Tras los descensos experimentados en el primer semestre de 2011 por efecto del fenómeno de "La Niña", en 2012 los niveles del mar se recuperaron y superaron su anterior récord. De acuerdo con la NOAA, el nivel global del mar se situó en un máximo histórico en 2012 y ha aumentado a una tasa promedio de 3,2 milímetros por año durante las últimas dos décadas.

Siguiendo con una tendencia iniciada en 2004, los océanos son más salados en promedio en zonas de alta evaporación, como la zona tropical del Pacífico Norte, y más dulces de lo normal en áreas de alta precipitación como el centro del Índico.

Después de un ligero descenso asociado a la recesión económica mundial, las emisiones globales de gases de efecto invernadero procedentes de la quema de combustibles fósiles también fueron récord y las concentraciones atmosféricas de dióxido de carbono (CO2) llegaron a un promedio de casi 400 partes por millón (ppm).

Para los expertos que elaboraron el estudio, todas estas estadísticas son una prueba más de que el cambio climático y el calentamiento global son una realidad.

En cuanto a la actividad ciclónica, en 2012 se mantuvo en torno a la media, con un total de 84 tormentas en comparación con un promedio de 89 en el periodo 1981-2010. Al igual que en 2010 y 2011, el Atlántico Norte fue la única zona que experimentó una actividad por encima de lo normal.

El estudio de la NOAA ha sido publicado en la revista de la Sociedad Estadounidense de Meteorología.

EFE

martes, 6 de agosto de 2013

Las especies marinas se desplazan hacia los polos

Las especies marinas se desplazan hacia los polos
Un equipo internacional con participación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha recopilado los estudios disponibles sobre los efectos del cambio climático en el océano global. Los resultados, que agrupan 1.735 observaciones, revelan que los organismos marinos se desplazan hacia los polos a un ritmo de 72 kilómetros por década, en respuesta al calentamiento del océano. El estudio ha sido publicado en el último número de la revista Nature Climate Change.

Los gases de efecto invernadero calientan los ecosistemas terrestres tres veces más deprisa que en el océano. No obstante, las plantas y los animales marinos necesitan moverse más rápidamente para adaptarse a esta situación y buscar las condiciones térmicas que más les favorecen. De hecho, las especies marinas han cambiado su distribución en los últimos 50 años a un ritmo mayor que las terrestres, favorecidas en algunos casos por la producción y dispersión de propágulos por las corrientes marinas.

"Nuestros resultados llenan una laguna en la evaluación del impacto del cambio climático del último informe del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático, en el que se analizaban unas 80 observaciones sobre impactos en el océano, frente a las 1.735 que hemos estudiado ahora", asegura el investigador del CSIC Carlos Duarte.

Los organismos con la media más rápida en sus desplazamientos son los que viven en la zona pelágica: fitoplancton, que se mueve a unos 470 kilómetros por década, peces, a un ritmo de unos 280 kilómetros por década, y los invertebrados del plancton, que se desplazan a unos 143 kilómetros cada década.

Según el estudio, entre el 81% y el 83% de las observaciones analizadas son consistentes con la respuesta al cambio climático predicha por los modelos y confirman que el calentamiento del océano es la fuerza dominante de los cambios que se observan en el océano.

La investigación concluye que la emisión de gases de efecto invernadero ha calentado significativamente la superficie de los océanos y que la respuesta global de los organismos marinos demuestra “una fuerte huella” del impacto de este fenómeno de origen antropogénico. Las diferencias de los cambios observados entre especies y poblaciones sugieren que las interacciones entre estos organismos y las funciones que desempañan en el ecosistema marino podrían estar reorganizándose a escala regional, desencadenando una variedad de “efectos en cascada”.

El 24% de las especies analizadas no mostraron ningún tipo de respuesta al calentamiento, lo que podría deberse a diversas circunstancias, como la falta de resolución en las observaciones o de entendimiento de los distintos procesos que intervienen y a otras razones como la adaptación evolutiva.

“Comprender los mecanismos y la magnitud de las respuestas de los organismos marinos al cambio climático puede ayudar a prever futuros impactos y los costes asociados para la sociedad. También facilita la adopción de estrategias adaptativas de gestión efectiva a la hora de mitigar estos impactos. Este trabajo no sólo recopila las evidencias de los efectos extendidos del cambio climático sobre los océanos, sino que además predice la futura reconfiguración de los ecosistemas marinos y de los recursos que suministran”, concluyen los investigadores.

CSIC
 

Seguidores

Indica tu email:

Delivered by FeedBurner