rss

sábado, 26 de enero de 2013

Migración masiva de peces hacia el océano Ártico

Migración masiva de peces hacia el océano Ártico 
Los impactos del cambio climático en el Ártico están provocando una migración masiva de peces hacia latitudes más altas, según han podido constatar los científicos, que intentan responder a la pregunta de qué especies marinas "colonizarán" el océano profundo cuando quede sin hielo.

La segunda fase del Congreso Internacional sobre el Ártico, 'Arctic Frontiers', que se celebra esta semana en la ciudad noruega de Tromso, ha reunido a varios centenares de científicos implicados en investigaciones sobre la vida subacuática en este océano, cada vez menos glacial.

El objetivo: que expongan su conocimiento sobre la zona más desconocida del Ártico: los aproximadamente 2,8 millones de kilómetros cuadrados de océano profundo que hasta ahora han permanecido permanentemente helados, pero que, según las previsiones más optimistas del propio Consejo Ártico, podrían quedar libres de hielo en verano entre los años 2030 y 2040.

¿Habrá productividad marina en las aguas, de unos 4.000 kilómetros de profundidad, que rodean el Polo Norte cuando quede libre de hielo? ¿Querrán colonizarlas ballenas, rodaballos y bacalaos? Y, en caso afirmativo, ¿habrá pesca comercial en estas aguas internacionales?

La franja marina que rodea el núcleo helado del Ártico (el mar de Barents, el norte de Islandia, el noroeste y nordeste de Groenlandia y el mar de Bering, entre Estados Unidos y Rusia) es uno de los territorios pesqueros más productivos del planeta, de donde procede el 20 % del pescado que se consume en el mundo.

Sin embargo, los impactos del cambio climático están desplazando los caladeros cada vez más al norte, ante "la pérdida de productividad marina en la zona sur".

"El calor acumulado en la atmósfera debido al calentamiento se transfiere al océano y se traduce, a su vez, en estratificación y en pérdida de nutrientes en bajas latitudes", explica Paul Wassmann, profesor de Ecología Marina de la Universidad de Tromso.

Por el contrario, al perder el hielo "las zonas del Norte absorben una luz que antes no captaban, adquieren más nutrientes y por tanto, son más productivas", agrega.

De este modo, los científicos del Instituto de Investigación Marina de Noruega (IMR en sus siglas en inglés) han constatado un 'significativo' desplazamiento hacia el norte de poblaciones de especies comerciales como el capelán, el rodaballo de Groenlandia, el bacalao ártico o el arenque.

La pregunta es, de continuar estos cambios en sus ecosistemas como prevén los científicos, si seguirán las especies marinas migrando hacia el océano profundo.

"Necesitamos más ciencia para responder a esa pregunta", apostilla Wassmann en una entrevista con Efe, "pero todo indica que la respuesta estará en si hay o no disponibilidad de nutrientes".

"A medida que aumente el deshielo el mar captará más luz, pero para ser más productivo y atraer a las especies necesitará también nutrientes; es como un hortelano en España que reciba una luz excelente para hacer creer sus hortalizas pero no disponga de un suelo fértil", apunta este científico alemán afincado en Noruega.

Harald Loeng, director de Investigación del IMR, ha estudiado el potencial de las especies pesqueras comerciales de colonizar las inmediaciones del Polo Norte.

En sus investigaciones, ve un alto potencial 'colonizador' para las ballenas, el tiburón de Groenlandia, la raya ártica, el cangrejo de nieve o el bacalao ártico; y "posibilidades de expansión mucho más al norte" para el capelán, el arenque o el bacalao atlántico, aunque no en las latitudes más altas.

Loeng indica que todo dependerá del tiempo que dure la temporada de deshielo, la distancia a la que se sitúen sus nuevas zonas de reproducción y la fidelidad hacia las mismas, y, esencialmente, de la cantidad de comida disponible.

Tanto Loeng como Wassmann ven improbable que en el centro del océano Ártico haya pesca comercial en menos de diez o quince años, aunque no dudan de que a finales de siglo, como bromeó el científico canadiense Steven Fergunson, las ballenas hayan sustituido a los osos polares como los mayores predadores del Ártico.

EFE

jueves, 24 de enero de 2013

El deshielo Ártico elevará el nivel del mar entre 0,9 y 1,6 metros a finales de siglo

El deshielo Ártico elevará el nivel del mar entre 0,9 y 1,6 metros a finales de siglo  
El deshielo Ártico elevará el nivel del mar entre 0,9 y 1,6 metros en 2100 respecto a los niveles de 1990, lo que supondrá un «severo riesgo» para los cientos de miles de personas que viven en zonas costeras y pequeñas islas, según un informe presentado en el congreso Arctic Frontiers por uno de los grupos de trabajo del Consejo Ártico.

La publicación, titulada «El clima del Ártico: cambios en la nieve, el agua, el hielo y el permafrost», resume en 100 páginas un documento de cerca de 700 en el que el Grupo de Monitoreo y Evaluación del Consejo Ártico compiló las conclusiones de las investigaciones sobre el Ártico que han llevado a cabo más de 230 científicos en los últimos seis años.

«Con esta síntesis queremos acercar a la sociedad civil la última ciencia y predicciones de futuro sobre el Ártico para que sea consciente de los cambios tan acelerados que están ocurriendo y de sus implicaciones», explicó Lars-Otto Reirsen, secretario ejecutivo del Grupo de Seguimiento y Evaluación del Consejo Ártico.

«Esa ciencia dice que la criosfera del Ártico (la capa de la tierra que esta permanente o temporalmente helada) ha experimentado cambios abruptos y sin precedentes en la ultima década», agregó Reirsen. Así, los últimos seis años han sido los más cálidos desde que comenzaron los registros, en 1980.

El mayor incremento de temperatura se ha producido durante el otoño allí donde más hielo se había perdido a lo largo del verano, lo que viene a indicar -dice el informe- «que el océano ha absorbido más energía del sol en el periodo estival debido a la inexistencia de una cubierta helada».

Los científicos prevén que el aumento de temperatura en el Ártico, sobre todo durante el otoño y el invierno, continúe en los próximos años aun teniendo en cuenta escenarios en los que las emisiones de gases de efecto invernadero sean menores de lo que han sido en la última década.

El incremento estaría situado entre los 3 y los 6 grados en 2080 respecto a los niveles de 1990, lo que provocaría una mayor evaporación de agua y, por tanto, más tormentas, y hasta entre un 15 y un 30% más de nevadas, si bien la nieve se retiraría antes en primavera.

El texto indica que el permafrost del Ártico, la capa permanentemente helada, ha experimentado un aumento de temperaturas de dos grados en las últimas dos décadas, y que los mayores retrocesos se han producido en la zona cercana a Quebec (Canadá), unos 130 kilómetros en los últimos 50 años, y en Rusia, entre 30 y 80 kilómetros, dependiendo del área, desde 1970.

Además, los modelos de predicción climática citados en el documento hablan de una pérdida de entre el 10 y el 30% de los glaciares a finales de siglo.

El deshielo Ártico ya está considerado el principal causante del aumento del nivel del mar, 3.1 milímetros anuales desde 2003, pero esta contribución se incrementaría a finales de siglo, «donde la subida global podría superar el metro y medio poniendo en riesgo ciudades muy pobladas como Nueva York o Shanghái», subrayó Reiersen.

Por su parte, el ministro sueco de Asuntos Exteriores y actual presidente del Consejo Ártico, Carl Bildt, manifestó tras la presentación del informe que «este retroceso en la capa de hielo y sus consecuencias suponen un claro recordatorio para todos de los dramáticos efectos del cambio climático, y supone una mala noticia». Ante preguntas de los periodistas sobre si estas previsiones para el Ártico representaban también una buena noticia en términos de explotación de recursos hasta ahora inaccesibles, Bildt señaló «que todas las oportunidades que ofrece el deshielo tendrán que desarrollarse de una forma ambientalmente segura.

El documento concluye con una serie de recomendaciones para los países del Ártico (Canadá, Dinamarca, EE.UU., Finlandia, Islandia, Noruega, Rusia y Suecia).

CATY ARÉVALO (EFE)

jueves, 17 de enero de 2013

Las primeras muestras del lago Vostok a 3.400 metros de profundidad

Las primeras muestras del lago Vostok a 3.400 metros de profundidad 
Científicos rusos han conseguido las primeras muestras de un lago que permanecía bajo el hielo, concretamente, a 3.400 metros de profundidad. Se trata del lago subglacial Vostok, que durante millones de años ha permanecido aislado de la atmósfera terrestre, por lo que, gracias a estas muestras del agua que se considera la más pura y antigua del planeta se pueden conocer los cambios naturales del clima que se van a producir en los próximos milenios.

Según ha explicado el Instituto de Minería de San Petersburgo a la agencia Ria Novosti, se ha conseguido "una primera muestra cilíndrica de hielo del lago, de dos metros de largo, en su interior hay un canal vertical lleno de hielo de burbujas". "Es la primera muestra congelada de agua aparentemente pura que se ha obtenido desde que empezaran las exploraciones el pasado 5 de febrero de 2012".

En un principio, los investigadores rusos alcanzaron la superficie del Vostok, a una profundidad de 3.768 metros bajo el glaciar, de donde sacaron muestras que tenían rastros de queroseno y freón, mezcla tecnológica usada durante las obras de perforación.

Aún queda por demostrar, si las propiedades físicas de la nueva muestra son diferentes a las de hielo común pero, por descontado, ningún laboratorio del mundo puede recrear las condiciones de una perforación a casi 4.000 metros, según ha explicado el jefe de la misión Viacheslav Martiánov.

El lago Vostok tiene unos 35 millones de años y durante 15 millones de años permaneció prácticamente aislado de la atmósfera terrestre. El estudio de su ecosistema único contribuirá a esbozar un guión de cambios naturales del clima en los próximos milenios. También ayudará a entender cómo diversas formas de vida en la Tierra se fueron adaptando a las condiciones extremas.

EUROPA PRESS
 

Seguidores

Indica tu email:

Delivered by FeedBurner