rss

lunes, 26 de abril de 2010

Descubierta una profunda corriente oceánica en la Antártida

Descubierta una profunda corriente oceánica en la AntártidaUn reciente estudio ha revelado que existe una corriente de agua fría y densa que circula por debajo de la plataforma marítima de la Antártida, a más de 3.000 metros de profundidad, con dirección hacia el norte, según publica esta semana Nature.

Investigadores de la Universidad de Hokkaido (Japón), detectaron una potente corriente que recorre la meseta submarina de origen volcánico Kerguelen, en las proximidades de la Antártida.

El equipo, encabezado por Yasushi Fukamachi, utilizó diferentes tipos de medidores, colocados al este de esa meseta, para estudiar durante dos años la profunda corriente que circula en dirección al norte.

Según sus estimaciones, la corriente transporta por segundo unos ocho millones de metros cúbicos de agua -con una temperatura inferior a los 0,2 grados centígrados-, volumen cuatro veces mayor que el registrado en otras corrientes antárticas.

La corriente recién descubierta es la más densa y profunda masa de agua de los océanos de todo el mundo, que son un importante componente del sistema climático.

EFE

martes, 6 de abril de 2010

Hielo ártico se redujo por cambios en el viento

Hielo ártico se redujo por cambios en el vientoGran parte del deshielo registrado en el Ártico en los últimos años se debe a un cambio en el patrón de los vientos y no es una consecuencia directa del calentamiento global, reveló un estudio.

Según el equipo de investigadores de la Agencia Japonesa de Ciencia Marina y Terrestre y del Departamento de Ciencias Atmosféricas de la Universidad de Washington, Estados Unidos, los cambios en los vientos pueden explicar al menos un tercio de la desaparición de los hielos árticos en los últimos 30 años.

Si bien el estudio no niega el impacto del cambio climático en la masa de hielo polar, pone en duda las afirmaciones que apuntan a que la región ha ingresado en una etapa climática de la que no hay retorno y deja en claro que no es posible establecer una relación absoluta causa-efecto cuando se habla de calentamiento global y deshielo.

"El panorama es mucho más complejo, no se trata simplemente de una respuesta al aumento de las temperaturas", le dijo a BBC Mundo John Wallace, científico de la Universidad de Washington que participó en la investigación.

"Lo que notamos es que el hielo es muy sensible a los vientos, y los vientos no han sido constantes", agregó Wallace.

Wallace y sus colegas analizaron el comportamiento de los vientos en las temporadas de inverno y verano en la región ártica y su impacto en la extensión del hielo al final del verano.

El estudio tomó en cuenta todos los registros desde que se comenzó a medir la extensión de la capa polar ártica, en 1979.

Laura Plitt | BBC Mundo
 

Seguidores

Indica tu email:

Delivered by FeedBurner