rss

sábado, 27 de febrero de 2010

La Expedición Bicentenaria culmina con el registro del fondo marino antártico

La Expedición Bicentenaria culmina con el registro del fondo marino antárticoUn equipo formado por científicos de varios países de América Latina y España culminó con éxito la denominada Expedición Científica del Bicentenario, con un registro visual del fondo marino antártico sin precedentes.

Estas imágenes, explicó el Instituto Antártico Chileno, fueron obtenidas por investigadores de la Universidad Austral de Chile que estudian la biodiversidad submarina y que están creando un modelo de referenciación geográfica bajo el mar.

El proyecto se llevó a cabo frente a Villa Las Estrellas, situada en la isla Rey Jorge de la bahía Fildes, indicó el Instituto Antártico Chileno, organizador de la expedición, en la que este año participaron 72 científicos nacionales y extranjeros.

El jefe del Departamento de Proyectos del Instituto Antártico Chileno, Javier Arata, destacó que esta sexta campaña científica "marcó un hito en el esfuerzo de Chile para desarrollar actividad científica de calidad en la Antártica".

Arata resaltó el hecho de que se haya incrementado el interés de investigadores procedentes de España, Brasil, Alemania y Finlandia por participar en la Expedición Científica Antártica.

La Expedición Científica del Bicentenario se ha desarrollado entre noviembre y febrero alrededor de 28 proyectos, un número récord.

En total, el Programa Científico Antártico 2010 ha impulsado este año 45 proyectos en los cuales participaron 217 investigadores asociados, de los cuales el 20 por ciento son extranjeros.

El retorno esta semana a la ciudad austral de Punta Arenas de los últimos investigadores que permanecían en la Base Científica "Profesor Julio Escudero" del Instituto Antártico Chileno puso fin a la última etapa de la Expedición.

En esta última fase se desarrollaron estudios sobre fotobiología de algas, ecología de erizos, referenciación geográfica, biología molecular en erizos, estudios de flora y calentamiento global, y microbiología en algas marinas.

Uno de los proyectos más destacados fue el dirigido por Dirk Schories, de la Universidad Austral de Chile, sobre bioreferenciación, cuyo objetivo era confeccionar un mapa del fondo marino de la bahía Fildes.

La iniciativa denominada "Georeferenciación submarina, biodiversidad y tasas de crecimiento en los océanos del sur" aportará información para desarrollar otras investigaciones sobre el efecto en el fondo marino del calentamiento global.

También aportó imágenes hasta ahora no conocidas de la zona que ayudarán a conocer la riqueza de la biodiversidad marina antártica.

En esta investigación, que durará hasta el año 2012, participan instituciones internacionales de Brasil, Alemania, Francia y Rusia.

EFE

viernes, 26 de febrero de 2010

Un iceberg gigante se desprende de la Antártida

Momento del desprendimiento del iceberg tras chocar contra la costa. EFEUn iceberg del tamaño de Luxemburgo se ha desprendido de un glaciar en la Antártida después de que otro iceberg gigante chocara contra él, según han informado los científicos este viernes, que creen que podría afectar a la circulación oceánica.

El iceberg chocó a principios de mes e hizo desprenderse un trozo de hielo gigante de hielo de la plataforma helada en la costa de la Antártida, según informó el Instituto Alfred Wegener de Investigaciones Polares y Marinas (AWI) en Bremerhaven (Alemania).

El instituto de Bremerhaven calificó la colisión del iceberg, con un peso de unos 400 millones de toneladas de hielo, de 'sensación científica' y reveló que el gigante helado se movía a una velocidad de unos 15 kilómetros diarios cuando se produjo el choque.

El iceberg de 90 kilómetros de largo y 30 kilómetros de ancho vaga ahora a la deriva hacia el norte.

Científicos australianos afirman que el choque "no está relacionado con el cambio climático" sino con procesos naturales que ocurren en el hielo. El desprendimiento es uno de los mayores registrados en los últimos años, y un fenómeno de estas proporciones sólo pasa una vez en 50-100 años.

En 2002 un iceberg de unos 200 kilómetros se separó de la Antártida. En 2007, un iceberg del tamaño de Singapur se separó del glaciar Pine Island en la Antártida Occidental.

Los científicos temen ahora que las corrientes oceánicas se vean afectadas, ya que cualquier interrupción en la producción de agua fría en la región podría afectar a las corrientes y a los patrones climáticos.

RTVE.es

sábado, 20 de febrero de 2010

La falta de barreras naturales contribuyó al deshielo máximo del Ártico

Grandes bloques de hielo del Ártico que se adentran en el estrecho de Nares se aprecian en esta imagen, tomada en diciembre de 2007, por el radar del satélite europeo 'Envisat- ESAEn 2007 se registró en el ártico un récord histórico de pérdida de hielo. Los expertos afirman que el proceso de deshielo que se registra desde hace años se debe al cambio climático, pero aún hay muchas incógnitas acerca de los detalles implicados.

Un equipo de científicos de la NASA ha estado estudiando las imágenes de radar tomadas durante 13 años con alta resolución por satélites y concluyen que la pérdida masiva de hielo de 2007 se debió, en parte, a la ausencia aquel año de los llamados arcos de hielo, estructuras curvas que se forman naturalmente en el mar entre territorios. Estos arcos bloquean la salida de los hielos que son empujados por los vientos y las corrientes hacia fuera del océano Ártico, donde se derriten por las temperaturas más altas. Esas estructuras se forman normalmente a principios del otoño.

"El hielo del Ártico de pierde de dos formas: cuando se desplaza hacia fuera del mismo y cuando se derrite; lo que estamos haciendo es intentar cuantificar la pérdida por una y otra causa", explica Ron Kwok, científico del Jet Propulsion Laboratory (California) y líder de la investigación, cuyos resultados se publican en la revista Geophysical Research Letters

Los científicos han estudiado los registros tomados con radar desde satélites y han descubierto que, en 2007, desaparecieron los arcos del estrecho de Nares, de manera que enormes bloques de hielo salieron del Ártico por allí. Se trata de un estrecho relativamente angosto (de 30 a 40 kilómetros de ancho) Groenlandia occidental y la isla canadiense de Ellesmere, a 80 grados de latitud norte. Por él se adentraron varias expediciones, hace más de un siglo, hacia la conquista del Polo Norte y en los relatos de aquellas empresas abundan las descripciones de las colosales barreras de hielo que encontraron. Al este de Groenlandia, y con el archipiélago de Svalbard (Noruega) al otro lado, está el estrecho de Fram, de unos 400 kilómetros de ancho, que es por donde sale del Ártico la mayor parte de sus hielos.

ALICIA RIVERA | Artículo completo en ELPAIS.com

sábado, 6 de febrero de 2010

Un glaciar antártico se derrite cuatro veces más rápido que hace diez años

Un glaciar antártico se derrite cuatro veces más rápido que hace diez añosEl glaciar de la isla de Pinos, en la región occidental de la Antártida, se está derritiendo a un ritmo cuatro veces mayor que hace 10 años, según un estudio de científicos británicos publicado en la revista "Geophysical Research Letters".

En la investigación realizada a partir del análisis de imágenes del satélite, se observa que la superficie de hielo del glaciar se está reduciendo a un ritmo de 16 metros por año, frente a los 4 metros que perdía según los estudios realizados en 1999.

Este proceso ha provocado que, desde 1994, el glaciar haya perdido hasta 90 metros de su grosor, lo que podría tener un impacto significativo en el incremento del nivel de las aguas del océano.

El glaciar, situado en la isla de Pinos, es el mayor de los que se extienden hasta el mar en la Antártida, y su estado puede ser un indicio de cambios en curso en la capa de hielo interior.

Hace 15 años ya se constató la rapidez con la que se derretía y se calculó que a ese ritmo el gran bloque de hielo desaparecería en 600 años, pero, de acuerdo con las conclusiones del estudio realizado por el University College de Londres, al de la isla de Pinos le quedan 100 años.

Consecuencias del deshielo del glaciar

El profesor Andrew Sheperd de la Universidad de Leeds, que colaboró en el estudio, ha dicho que lo que ocurre en esa zona de la Antártida "no tiene precedentes" y ha señalado que "aunque sabíamos desde hacía tiempo que había un desequilibrio", ahora se puede asegurar sin temor a equivocarse que "nada conocido en la naturaleza se está perdiendo a un ritmo exponencialmente tan acelerado como este glaciar".

Sheperd ha añadido que el agua procedente del hielo derretido del centro del glaciar contribuirá a un ascenso del nivel del mar de 3 centímetros y ha manifestado que existe un riesgo latente de desmoronamiento generalizado del glaciar.

Por otro lado Duncan Wingham, que ha sido el encargado de dirigir el estudio ha subrayado también que la pérdida de hielo es especialmente rápida en el centro del glaciar, lo que puede acelerar su proceso de ruptura y empezar a afectar a la cubierta de hielo en el interior del continente.

"Cuando se desestabilice o retire la parte central del glaciar no sabemos realmente qué es lo que va a pasar con el hielo que hay detrás", advirtió el científico en declaraciones a la BBC.

RTVE.es/AGENCIAS

El hielo del Ártico está desapareciendo a un ritmo superior del calculado

El hielo del Ártico está desapareciendo a un ritmo superior del calculadoEl hielo del Ártico está desapareciendo a un ritmo mayor del inicialmente calculado, según un estudio dado a conocer por investigadores canadienses tras más de dos años de estudios en el extremo septentrional del planeta.

El estudio, realizado por el grupo Circumpolar Flaw Lead (CFL), se inició en julio de 2007 y en el mismo han participado 300 científicos de todo el mundo.

Al mismo tiempo que CFL daba a conocer su estudio, otra organización, el Grupo Medioambiental Pew, dio a conocer un informe en el que dijo que el coste de la desaparición del hielo en el Ártico será de 2.400 billones de dólares estadounidenses para el 2050.

Una de las principales conclusiones de los investigadores de CFL, capitaneados por el profesor de la Universidad de Manitoba (Canadá) David Barber, es que el hielo en el océano Ártico está desapareciendo mucho más rápido que lo previsto en los modelos de los científicos, al punto que los cambios están afectando ya al ecosistema marino.

Así, por ejemplo, la desaparición del hielo ha provocando que especies de ballenas que antes no se adentraban en aguas como el mar de Beaufort están apareciendo en esas áreas y compitiendo por alimentos con ballenas adaptadas al Ártico, como las beluga.

Los científicos también han comprobado que los niveles de contaminantes, como el mercurio o DDT, están aumentando como resultado del cambio climático.

Otro cambio observado es que las tormentas están siendo cada vez más frecuentes a medida que el hielo del océano Ártico se vuelve más delgado.

El informe de Pew, el primero que cuantifica el coste del derretimiento de las regiones árticas, señala que sólo este año la desaparición del hielo costará entre 61.000 y 371.000 millones de dólares.

El doctor Eban Goodstein, coautor del informe de Pew, dijo que en la mitad de sus estimaciones "el coste acumulativo del derretimiento del Ártico en los próximos 40 años es equivalente al Producto Interior Bruto (PIB) combinado de Alemania, Rusia y el Reino Unido".

Según el informe, sólo la desaparición de hielo en el Ártico este año calentará la Tierra el equivalente a la emisión a la atmósfera de 3.000 millones de toneladas de dióxido de carbono, lo que equivale al 40 por ciento de todas las emisiones industriales de Estados Unidos en el año.

EFE
 

Seguidores

Indica tu email:

Delivered by FeedBurner