rss

miércoles, 30 de diciembre de 2009

Un estudio augura veranos sin hielo en el Ártico

Un estudio augura veranos sin hielo en el ÁrticoLa temperatura en las aguas del océano Ártico ha estado subiendo desde 1965 y podría causar veranos sin hielo, en un fenómeno parecido al ocurrido hace más de tres millones de año, según un estudio difundido hoy por el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS).

"Las aguas superficiales del Ártico y de los mares circundantes han estado subiendo desde 1965, aún de manera más notable desde 1995 y más rápidamente desde 2000", escribió Marci Robinson, científico del USGS, en un artículo de la revista Stratigraphy.

"Los años 2007 y 2008 fueron los primeros dos en secuencia que mostraron un mínimo extremo de cobertura de hielo en el mar durante el verano", indicó.

Además, apuntó, "las temperaturas del aire sobre la superficie en el otoño, en estos dos años, fueron más de 5 grados Celsius por encima del promedio en la región ártica central".

Los científicos han documentado pruebas de que el océano Ártico y el Mar Nórdico alcanzaron temperaturas que no permitían el hielo durante el verano en un período templado del Plioceno Medio, esto es de 3,3 millones a 3 millones de años atrás.

Este período se caracterizó por temperaturas templadas similares las que se proyectan para fines de este siglo, y los científicos lo usan como una analogía para entender las condiciones futuras.

A mediados del Plioceno las temperaturas veraniegas en la superficie del mar en el Ártico eran de 10 a 18 grados Celsius. Las temperaturas actuales rondan cero grados Celsius.

De acuerdo con Robinson, "la continuación de esta tendencia podría conducir a un cambio sustancial en el régimen ártico de hielo, océano y atmósfera".

La pérdida del hielo de los mares podría tener consecuencias variadas y extensas, como las contribuciones al calentamiento ártico, una aceleración de la erosión costera debido al incremento del oleaje, e impactos sobre grandes predadores como los osos polares y las focas que dependen del manto de hielo polar.

Asimismo, podrían intensificarse las tormentas en las latitudes medias y podrían aumentar las precipitaciones invernales en el oeste y sur de Europa, al tiempo que disminuye la lluvia en el oeste de América del Norte.

"Cuando miramos más de tres millones de años en el pasado vemos un patrón de distribución del calor muy diferente del que vemos hoy con aguas mucho más templadas en las latitudes altas", dijo Robinson.

"La falta de hielo en el mar durante los veranos del Plioceno Medio sugiere que el derretimiento sin precedentes del manto helado del Ártico en años recientes podría ser una alarma temprana de cambios más significativos que se avecinan", añadió.

Las temperaturas superficiales en todo el planeta durante el Plioceno Medio eran unos 3 grados Celsius más altas que en el presente.

EFE

lunes, 21 de diciembre de 2009

Un vistazo a la cordillera fantasma

Un vistazo a la cordillera fantasmaUn equipo internacional de científicos presentó al público las primeras gráficas de una de las cordilleras más enigmáticas de la Tierra, la Gamburtsev, una serie de cumbres totalmente enterrada debajo de la capa de hielo de la Antártica.

Los investigadores pasaron dos meses analizando la región y presentaron los resultados del estudio en la conferencia anual de la Unión Geofísica Estadounidense.

Según los científicos, las montañas sumergidas son mucho más escarpadas de lo que se pensaba y también tienen una forma más lineal de lo que sugerían los escasos datos recogidos en el pasado.

La nueva investigación también revela un posible origen de la cordillera cuya existencia ha sido un misterio para los científicos desde hace 50 años.

"Con una estructura lineal esta cordillera es más parecida a los Alpes o a los Apalaches" explicó a la BBC el doctor Michael Studinger, del Observatorio Terrestre Lamont-Doherty (LDEO) de la Universidad de Columbia en Nueva York y quien participó en el estudio.

"Estas son cadenas montañosas que se formaron por la colisión de placas tectónicas" agrega.

Pero el científico subraya que la investigación todavía está en sus primeras etapas y que el equipo publicará su análisis final próximamente en una revista científica.

Hallazgo sorpresa

El doctor Studinger es uno de los principales científicos del llamado Proyecto de la Provincia Gamburtsev de la Antártica (AGAP).

Las montañas fueron descubiertas en 1958 por un equipo soviético y recibieron su nombre en honor al geólogo ruso Grigoriy Gamburtsev.

Fueron detectadas por sorpresa ya que se pensaba que el lecho de roca en medio del continente Antártico era relativamente plano.

Su hallazgo provocó que muchos especularan que las Gamburtsev podrían ser una vieja cuna de volcanes que habían logrado emerger perforando la corteza de la Tierra, casi de la misma forma como brotaron las islas hawaianas en medio del Pacífico.

Desde entonces la cadena se ha convertido en tema de intenso debate científico porque se cree que son el punto de nucleación, hace 30 millones de años, de las enormes capas de hielo que hoy cubren el Antártico.

Su estudio ha sido extremadamente difícil porque las condiciones de la región son brutales. Las temperaturas pueden llegar a los menos 80 grados centígrados.

En la nueva investigación se utilizaron dos aviones Twin Otter para volar sobre la remota región y recoger los datos.

Los aviones volaron sobre las cumbres escondidas recorriendo un total de 120.000 kilómetros.

Reunieron información sobre la gravedad, magnetismo y espesor del hielo, tomaron imágenes del lecho de roca y de las capas dentro del hielo y trazaron con un rayo láser un mapa de la superficie de la capa de hielo.

"Hemos llegado a un punto en el procesamiento de datos que nos permitirá comenzar el trabajo de análisis científico" afirma el doctor Studinger.

Enorme grosor

El hielo más superficial que cubre las montañas es de cientos de metros de espesor, dice el científico. Y el hielo más profundo que logró detectarse es de cerca de 4.800 metros de espesor.

Las montañas están ubicadas a unos 2.500 metros sobre el nivel del mar.

Ahora está claro que la cordillera tiene una estructura lineal definida y que tiende a inclinarse predominantemente hacia el noreste.

Los datos también revelan un panorama muy escarpado con cumbres altas y valles profundos que han sido transformados en el pasado por ríos y hielo.

"Antes de que contáramos con estos datos no podíamos ver los valles y por lo tanto no teníamos forma de cuantificar el papel de los procesos fluviales y glaciales, que son clave para el entendimiento de la criósfera y la evolución climática" dice el doctor Fausto Ferraccioli, del Sondeo Británico del Antártico.

El estudio de lo que ocurrió en estos valles, agrega, podría ofrecer claves sobre qué tan rápido se cubrieron de hielo las montañas Gamburtsev.

La investigación también detectó bolsas de agua líquida en la base del hielo y los científicos tratarán ahora de identificar si esas lagunas están interconectadas.

"Estamos viendo evidencia de agua en el mismo centro de la capa de hielo" afirma el doctor Robin Bell, también del LDEO.

"Estamos muy emocionados porque ahora podremos usar estos datos para investigar cómo es que los valles que fueron forjados por ríos y después estampados por glaciales están ahora conduciendo agua debajo de la capa de hielo", agrega el científico.

Además, el doctor Ferraccioli afirma que quizás es posible encontrar un lugar donde pueda perforarse el hielo para recoger información sobre el antiguo clima del Antártico.

"Podría haber hielo de hasta 1,5 millones de años de antiguedad" afirma el investigador.

"Tendremos que analizar las capas de hielo y creo que eso será un gran desafío porque la topografía es muy agreste y las capas están muy apretadas", agrega el investigador.

BBC Ciencia

martes, 15 de diciembre de 2009

La Base Antártica Española Gabriel de Castilla funciona a pleno rendimiento

La Base Antártica Española Gabriel de Castilla funciona a pleno rendimientoLas obras de remodelación de la Base Antártica Española (BAE) "Gabriel de Castilla", en la Isla Decepción, finalizaron el pasado día 4 de diciembre. Los cinco miembros de la Comandancia Central de Obras Madrid del Ejército de Tierra, han finalizado la instalación del módulo dedicado a zona de vida y las dependencias funcionan a pleno rendimiento.

En sus 125 metros cuadrados se ubican el salón-comedor, la cocina, el cuarto de calderas, la lavandería, el despacho del Jefe de la Base, la sala de reuniones y el cuarto de Transmisiones. En la campaña 2008-09 se construyó un módulo nuevo, gemelo del anterior, dónde se han trasladado los dormitorios que compartían espacio con la zona de vida en la antigua configuración de la BAE. Todos los trabajos se han realizado manteniendo la base operativa y sin interrumpir su actividad científica.

Actualmente, finalizada la remodelación, la "Gabriel de Castilla" puede alojar, en el módulo dormitorio, entre 24 y 28 personas en unas condiciones de habitabilidad muy superiores a las existentes hasta la fecha. El resto de las instalaciones no han sufrido ningún cambio, quedando, pendiente de realizar únicamente la nueva entrada recibidor que une los dos módulos de dormitorio y de vida.

La apertura de la BAE tuvo lugar el pasado 12 de noviembre, un mes antes de su fecha habitual con la finalidad de terminar la remodelación antes de la llegada de los primeros equipos de científicos. Los trabajos han sido cofinanciados con el Ministerio de Ciencia e Innovación (MICINN), aportando el Ejército de Tierra la redacción del proyecto, la dirección técnica, el nuevo módulo y el personal necesario para su montaje con los costes asociados.

El planeamiento de la remodelación comenzó en el 2007 y se prevé su inauguración durante esta semana, coincidiendo con el vigésimo aniversario de la apertura de la BAE, por una delegación de ambos ministerios encabezada por Juan Antonio Martínez-Cattáneo Hingston, embajador de España ante el Tratado Antártico.

Forman parte de esta delegación Ignacio Martín Villalaín, teniente general Segundo Jefe de Estado Mayor del Ejército de Tierra y José Ignacio Doncel Morales, Subdirector General de la Subdirección General de Planificación de Infraestructuras Científicas y Tecnológicas del MICINN.

También integra esta delegación oficial el general Juan Pinto Sánchez-Mayoral, hasta hace unos días Jefe de la Fuerza Logística Terrestre 2, unidad ubicada en Zaragoza, y Comandante Militar de Zaragoza y Teruel.

Durante los tres años que el general Pinto ha estado al frente de la Fuerza Logística Terrestre 2, ha impulsado de manera importante la realización de la Campaña Antártica. Esta Unidad Logística aragonesa es la encargada del planeamiento, preparación, proyección y sostenimiento del personal que participa en las campañas antárticas anuales.

En su Cuartel General se encuentra la Oficina de la Campaña Antártica y la Oficina de Comunicación Pública de la Campaña. En la zaragozana Agrupación de Apoyo Logístico nº 41, en la carretera de Huesca, se ubica el Almacén de Material Antártico de las distintas campañas antárticas.

Como hito importante de la participación de estas unidades logísticas aragonesas en las Campañas Antárticas Españolas, los días 5 y 6 de octubre pasado la FLT 2 organizó en Zaragoza el I Foro Antártico Español, en el que civiles y militares pusieron en común opiniones y experiencias sobre esta misión militar española de las que se extrajeron conclusiones para mejorar el futuro desarrollo de las campañas antárticas venideras.

La participación de militares aragoneses en las campañas antárticas ha sido constante desde las iniciales hasta ahora: más de 70 militares aragoneses han participado desde hace 22 años en las campañas antárticas. En la campaña actual, la XXIII, participan 4 militares aragoneses.

Por otro lado, durante esta campaña se pretende conseguir la Certificación de Calidad Medioambiental ISO 14001, lo que culminaría el trabajo llevado a cabo en las anteriores misiones en la implantación de un Plan de Calidad Medioambiental y supondría la culminar un esfuerzo continuado del personal de la base por hacer de ella un modelo de gestión medioambiental.

Con esta finalidad, durante estos días, personal de la Dirección de Infraestructuras del E.T. ha realizado la auditoría interna previa a dicha certificación.

El pasado 2 de diciembre el Buque de Investigación Oceanográfica (BIO) "Las Palmas", arribó a Isla Decepción con nuevos investigadores y en la actualidad desarrollo los trabajos programados por la Facultad de Ciencias de la Universidad de Cádiz, el Instituto Andaluz de Geofísica de la Universidad de Granada, la Facultad de Ciencias de la Universidad de Extremadura y la División de Medio Ambiente de la Fundación Canaria ITER. La "Gabriel de Castilla" alberga en estos momentos 22 personas, 11 civiles y 11 militares.

La Base Antártica Española "Gabriel de Castilla" fue inaugurada en 1989 y junto con la BAE "Juan Carlos I" son los dos emplazamientos con los que España cuenta en el continente helado.

En esta edición, 113 científicos pasarán por las dos bases para desarrollar 10 proyectos de investigación y 13 acciones complementarias sobre aspectos diversos como vigilancia volcánica, astrobiología, geología o ecología, de la mano de científicos españoles, ingleses, japoneses, argentinos y alemanes. El Ejército de Tierra también realizará sus propias investigaciones en materia de transmisiones, tejidos resistentes al frío y mantenimiento de máquinas en condiciones extremas.

EUROPA PRESS

miércoles, 9 de diciembre de 2009

Iceberg gigante a la deriva

Imagen de satélite del iceberg B17B (c), de unos 19 kilómetros de longitud, flotando entre Australia y la Antártida. AFPUn iceberg de 140 kilómetros cuadrados, que se desprendió de la Antártida, se encuentra a la deriva en dirección hacia el sur de Australia y ofrece un espectáculo que algunos expertos han calificado de "una vez en la vida".

El científico Neal Young señaló que se trata de un fenómeno "muy raro, poco común, pero no inusual, puede pasar mucho tiempo antes de que aparezca uno así, por lo que se trata de una visión que sólo se produce una vez en la vida".

Los investigadores han bautizado al hielo gigante 'B17B', tiene 19 kilómetros de largo y 8 kilómetros de ancho, y es uno de los mayores que se recuerdan cerca de Australia.

La pieza forma parte de un iceberg de tres veces su tamaño que se desprendió de la Antártida en 2000 y se pasó cinco años quieto en un lugar a causa de las corrientes oceánicas en esa región.

Los científicos como Young prevén que B17B se resquebraje en su avance hacia el litoral australiano.

Durante las últimas semanas decenas de icebergs desprendidos de la Antártida han puesto en alerta a los barcos que navegan en las aguas cercanas a Nueva Zelanda para evitar que puedan chocar con estos bloques de hielo.

EFE

miércoles, 2 de diciembre de 2009

El agujero en la capa de ozono estaría protegiendo a la Antártida del deshielo

El agujero en la capa de ozono estaría protegiendo a la Antártida del deshielo. EFEA pesar de sus consabidos efectos nocivos en cuanto a las radiaciones ultravioleta, los expertos sostienen ahora que el agujero en la capa de ozono lleva 30 años protegiendo a la Antártida del deshielo producido por el cambio climático.

Así lo asegura el último estudio del Comité Científico de la Investigación Antártica (SCAR, en sus siglas en inglés), titulado 'Medio ambiente y cambio climático en la Antártida', que recoge los datos recabados por un centenar de científicos especializados en el continente blanco y en el que destaca la participación del 'British Antarctic Survey' (BAS).

Si hace 25 años el mundo ponía en el punto de mira al recién descubierto agujero en la capa de ozono y los líderes de las grandes potencias se reunían en Montreal (Canadá) para frenar su expansión, los científicos revelan ahora cómo este fenómeno ha sido capaz de crear un escudo que amortigua el impacto del calentamiento global en la Antártida.

Intensifica los vientos fríos

Según informó este martes el BAS, el proceso es muy sencillo: el agujero ha intensificado la incidencia de los vientos fríos en torno al continente helado, en especial los procedentes del polo sur (denominados 'vórtex') y los de poniente, contribuyendo al mantenimiento de las temperaturas habituales de la zona.

No obstante, no todas las regiones se han beneficiado de la misma forma, ya que la Antártida Occidental (tradicionalmente más afectada por el deshielo) y la costa más oriental de la Península Antártica sí han registrado un aumento "leve" de las temperaturas, sobre todo en los meses de verano.

En opinión del profesor John Turner, miembro del BAS, se trata de "una prueba asombrosa de cómo un fenómeno medioambiental creado por el hombre ha sido capaz de aislar a la Antártida del calentamiento global".

La temperatura podría aumentar 3º

No obstante, el estudio recuerda que a lo largo del presente siglo el agujero en la capa de ozono se irá "curando", con lo que el efecto invernadero podría comenzar a acechar al continente blanco en las próximas décadas y provocaría el aumento de las temperaturas de la zona en 3 grados centígrados.

Respecto al deshielo del continente, los científicos aseguran que el grueso de la capa de hielo antártica no ha mostrado grandes cambios en los últimos años, pero advierten de que en zonas puntuales, como la costa más oriental de la península antártica o la más occidental del continente, sí se percibe al adelgazamiento de la superficie helada.

Este estudio multidisciplinar también advierte de que el océano Antártico que rodea el continente homónimo está experimentando un calentamiento mayor al del resto de los océanos por las aportaciones de la Corriente Circumpolar Antártica, la más larga del mundo, que incide cada vez más en la Antártica empujada por los vientos de poniente.

De este modo, los expertos calculan que la pérdida de masa de hielo en la zona occidental del continente podría provocar el aumento del nivel del mar en 1,4 metros para 2100.

Asimismo, el informe también llama la atención de la comunidad internacional ante el rápido crecimiento de los niveles de dióxido de carbono de la zona, que aumentan en la actualidad "a un nivel nunca visto en el pasado geológico reciente".

En concreto, los científicos aseguran que no se había experimentado un crecimiento similar en los últimos 800.000 años.

EFE

martes, 1 de diciembre de 2009

El Tratado Antártico cumple medio siglo

La base antártica española Gabriel de Castilla. Foto: Eduardo InsignaresEl 'Tratado Antártico' que protege a la Antártida, en el Polo Sur, cumple este martes 50 años. El continente helado atrajo durante siglos a aventureros y a científicos y fue objeto de simbólicas batallas nacionalistas. Fruto de la desconfianza entre estados surgió este acuerdo.

Actualmente, en la Antártida hay unas 80 estaciones científicas, habitadas en ciertos periodos del año por hasta 4.000 personas. Entre ellas se encuentran las bases españolas Juan Carlos I y Gabriel de Castilla.

"Cuando en 1959 se ratificó el 'Tratado Antártico', los firmantes estaban renunciando a algo que de todas formas era inalcanzable, por ello el acuerdo fue posible", explica el primer alemán a cargo de la Secretaría Ejecutiva del Tratado Antártico, Manfred Reinke.

Además, esta 'parte blanca' del globo terrestre está dividida hasta en siete fragmentos o países diferentes, con las que lidia a diario el geólogo alemán. De hecho, los expertos indican que en la firma del tratado hubo mucha estrategia político-nacionalista en juego.

"Los rusos no querían ceder nada a los estadounidenses, ni viceversa; los argentinos a los británicos, ni viceversa; los chilenos a los noruegos y así sucesivamente", cuenta Reinke. Además, Washington temía que, en plena Guerra Fría, la poco significante disputa por el continente helado pudiera fracturar la alianza occidental, añadió.

Así, el 1 de diciembre de 1959, doce países decidieron renunciar a todo reclamo de soberanía sobre la Antártida, o al menos mantenerlo congelado. También se comprometieron a no posicionar personal militar sobre su suelo y a no explotar sus recursos naturales. "Fue un acuerdo de paz", concluyó el alemán.

EUROPA PRESS
 

Seguidores

Indica tu email:

Delivered by FeedBurner