rss

viernes, 30 de octubre de 2009

Los bosques de algas del Océano Antártico son el mejor termómetro del planeta

Los bosques de algas del Océano Antártico son el mejor termómetro del planetaLos bosques de algas que hay bajo la superficie marina del Océano Antártico son una de las mejores formas de medir cómo está afectándole al planeta el calentamiento global, aseguraron glaciólogos chilenos.

"La región de Magallanes y la Antártica es una de las mejores conservadas del planeta, por lo tanto, cualquier cambio medioambiental nosotros lo podemos detectar a través de los cambios en la biodiversidad y el ecosistema marinos", declaró a Efe Andrés Mancilla, investigador de la Universidad de Magallanes.

Un ejemplo de ello es la radiación ultravioleta que cada primavera y verano afecta a las especies de la región a causa del debilitamiento de la capa de ozono en esta parte de la Tierra, señaló Mancilla, organizador del encuentro internacional sobre cambio climático en Punta Arenas, 2.300 kilómetros al sur de Santiago, con la asistencia de 60 investigadores de todo el mundo.

Al igual que sucedió con los bosques terrestres del hemisferio norte, los enormes bancos de macroalgas subantárticas muestran los efectos de la contaminación, especialmente cuando están en su etapa reproductiva, que es cuando menos se pueden defender.

Estos verdaderos "bosques marinos" sirven de alimento, refugio y lugar de reproducción de especies marinas que dan sustento a la actividad pesquera, pero también son los productores primarios de una serie de organismos en la cadena alimenticia.

"Pero la radiación ultravioleta está haciendo que las algas se protejan endureciendo su capa exterior a costa de su crecimiento. El resultado son algas más duras, pero más flacas", explicó el investigador.

Las algas son codiciadas por sus aplicaciones en la industria cosmética, alimenticia y de fertilizantes; para evitar el expolio de estos bosques, los científicos piden que los Gobiernos controlen su explotación.

El glaciólogo Ricardo Jana, investigador del Instituto Antártico Chileno, subrayó la importancia del encuentro internacional Cambio Climático en la región de Magallanes y la Antártica: Evidencias y Desafíos para el Futuro.

"Es una oportunidad extraordinaria de ponernos en contacto con científicos de reconocida trayectoria internacional para explorar este laboratorio natural que es la región de Magallanes", donde en un área de 3.000 kilómetros cuadrados de mar y tierra pueden estudiarse diferentes ambiente que se están viendo afectados por el calentamiento global.

La Península Antártica se está viendo afectada seis o siete veces más que otras partes del planeta a causa del cambio climático.

Este coloquio internacional ofrece la oportunidad de que el conocimiento científico se difunda en toda la sociedad y especialmente para que los políticos tomen conciencia de la gravedad del problema.

En 2007, el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, dijo durante su visita al parque patagónico de Torres del Paine que existía la urgente necesidad de poner freno al impacto del cambio climático.

Por aquel entonces se acaban de dar a conocer las conclusiones del Grupo Intergubernamental de Expertos de la ONU en Cambio Climático. Mañana, sesenta científicos de todo el mundo firmarán en ese mismo sitio la "Declaración de Magallanes" para intentar que el deseo de Ban Ki Moon se haga realidad.

EFE

0 comentarios:


Publicar un comentario

 

Seguidores

Indica tu email:

Delivered by FeedBurner